New
product-image

Dispersión (Dispersao) Edición trilingüe (Por, Fra, Esp)

0

No Disponible

Sin Stock

Mário de Sá-Carneiro

Descripción

Traductor del Portugués: Emilio Jaramillo.

Traductor al Francés: Sergio Salgado.


*****

Muere joven al que los Dioses aman, es un precepto de la sabiduría antigua. Y por cierto la imaginación, que figura nuevos mundos, y el arte, que en obras los finge; son los signos notables de ese amor divino. No conceden los Dioses esos dones para que seamos felices, sino para que seamos sus pares. Quien ama, ama sólo al igual, porque lo hace igual como al amarlo. Pero, como el hombre no puede ser igual a los Dioses, pues el Destino los separó, no corre hombre ni se alza dios por el amor divino; se queda sólo en dios fingido, enfermo de su ficción. (...) Genio en el arte, no tuvo Sá-Carneiro ni alegría ni felicidad en esta vida. Solo el arte, que hizo o que sintió, por instantes le consoló. Son así a quienes los Dioses llaman junto a ellos. Ni el amor los quiere, ni la esperanza los busca, ni la gloria los acoge. O mueren jóvenes, o sobreviven a sí mismos, inquilinos de la incomprensión o de la indiferencia. Este murió joven, porque los Dioses le tuvieron mucho amor...

Fernando Pessoa, 1924